Territorio

Somos unos privilegiados por estar ubicados en un territorio único para la producción de fruta.

Nuestras fincas se sitúan en su mayoría en la comarca del Segriá. Esta zona presenta un clima semiárido con unos inviernos muy fríos y con mucha niebla y unos veranos muy calurosos. Este contraste de temperatura aporta a la fruta la máxima dureza, un color excelente y un sabor sin igual.

Nuestro amor y agradecimiento hacía nuestro entorno hacen que nuestro principal objetivo sea producir fruta garantizando el bienestar de la fauna y la flora que nos rodean.